16 julio 2012

Gnocchi fatti in casa, al sugo di pesce spada e melanzane

Texto y fotos pertenecen al blog La Zuccheriera


Sí, traduco, traduco tutto...qui testo e ricetta.

Ñoquis hechos en casa con salsa de emperador y berenjenas

- Somos unas brujas maléficas (porque a una no le da tiempo ni siquiera a pensar en una cosa que la otra, a dosmil kilómetros, ya ha pensado exactamente lo mismo en el mismo momento. A menudo nos damos miedo por esto).

- Somos cómplices en asuntos sucios (mi economista de cabecera dice que yo no tengo amigos corrientes, sino que tengo a la mafia del Brenta a mis órdenes. Tiene razón. Él siempre tiene razón).

- Somos muy meticonas (no somos el tipo de personas que te dicen siento que tengas ese problema, mañana sin falta quedamos para tomar café y lo hablamos. Y luego desaparecen en la nada. Nosotras el café te lo llevamos a casa con su tartita casera contra las penas).

- Somos malhabladas (si tenemos que decir que la gente se hace muchas muchas pajas mentales lo decimos. Si las pajas no son solo mentales, también lo decimos. Qué problema hay. Quante pippe!)

- Somos ácidas. Tenemos ese poso de ironía acerba que no se nos va ni en los momentos más dulces (y gracias a eso sobrevivimos. Los generales romanos, cuando volvían victoriosos, en las celebraciones siempre tenían al lado, además de los lameculos de rigor, a unos cuantos que les recordaban que todos somos iguales, aunque solo sea cuando nos sentamos en la taza del váter. Esto, diría mi abuelo, es lo ideal para abrir el apetito).

- Con ella es saber siempre y sin sombra de duda que todo el amor que estás dando, todo lo que de ti estás entregando, es al cien por cien compartido (y eso es muy difícil de sentir con un hombre. A no ser que el hombre en cuestión sea gay -desmayo generalizado en el sector conservador de la audiencia y especialmente en el salmantino por esta afirmación, garantizado-. Bueno, a no ser que sea gay o que sea M. Decimo Meridio. M.? Massssssimo?!).

- Nosotras dos y Miguel, siempre. Por ti, Lore.

Por la serie os presento a la familia, 2 el retonnno, arriba: las brujas de Eastwick al completo. De pie, Lore morena mía, la rubia mi tía Nadia, la roja yo. Fue un 11-S de hace poco, en Trento, inolvidable y para olvidar al mismo tiempo. Abajo, con su André en Lucca, esta primavera; ella, 700 kilómetros para estar una hora juntas, hablando sentadas en un banco delante de San Frediano.

Como siempre, besos de lunes. Y no al diktat búlgaro en Radio Nacional. Solidaridad a JuanraLucas, Pepa Fernández y todos los demás.

Mo'

Para los ñoquis, la receta infalible.
Para 4 personas:

150 gr de harina
sal
1 huevo
500 gr de patatas hervidas y pasadas por el pasapuré

Salar las patatas y mezclarlas con la harina. Añadir el huevo y amasar hasta obtener una masa lisa y homogénea. Cortar la masa en partes iguales y estirar unos cilindros de un centímetro de diametro. Cortar cada cilindro en piezas largas 1,5 cm aproximadamente y pasar los ñoquis por un tenedor para formar las rayas. Aquí un tweet de los míos.
Se hierven en abundante agua caliente salada hasta que suben a la superficie, de donde se recogen con una espumadera. 
Nada más hacerlos se pueden congelar. No hace falta descongelarlos para cocerlos.

Para la salsa:

1 berenjena
2 rodajas de empeador cortadas en daditos
aceitunas verdes cortadas en rodajas
vino blanco seco
media cebollita francesa cortada muy fina
aceite de oliva virgen extra
3 tomates enteros pelados y troceados
sal y pimienta
orégano
azúcar moreno de caña
1 guindilla, cortada con las tijeras en tiras finas
albahaca fresca
1 diente de ajo pequeño

Al día anterior preparar la berenjena. Pelarla, cortarla en rodajas de 1 cm, dejar que pierda el amargor esparciéndola de sal gorda y lueg secarla apretando bien la pulpa con papel de cocina. Pincelar las lonchas con aceite, añadir una pizca de orégano y cocerlas a la plancha.
Preparar mientras tanto un tarro cerrado herméticamente con un fondo de aceite y el diente de ajo cortado en lonchas. Cerrar en ese tarro durante 24 horas las berenjenas asadas, cuando estén frías. Darles la vuelta de vez en cuando para que se impregnen de aceite aromatizado. Quitar el ajo y cortarlas en tiras cuando sea la hora de añadirlas a la salsa.

Dorar la cebolla en 7-8 cucharadas de aceite y otras tantas de vino blanco. Añadir el pescado y las aceitunas, la albahaca y el tomate, con una pizca de azúcar moreno. Salpimentar, tapar y cocer a fuego alegre hasta que el emperador esté hecho.

Cocer los ñoquis y servirlos con la salsa, añadiendo las berenjenas.


13 comentarios:

Laura dijo...

Un día de estos me voy a animar a hace ñoquis. Es de esas cosas que siempre pienso que me van a quedar mal y nunca me lanzo.
Besos meticones :-)

Monica Bedana dijo...

Laura,
en realidad es muy fácil hacerlso y esta receta tiene un buen equilibrio entre harina/patata/huevo que hace que se amasen muy rápido.
Es uno de los platos que más "familia" hace, no importa el número de comensales, incluso si estás tú sola: es la satisfacción que te da hacerlos.
Besos igual de meticones :-)

Anónimo dijo...

Vaya,vaya, no sabía que tenías en tan mal concepto a los salmantinos.
Últimamente nos pones a caer de un burro: qué si olemos mal, porque no nos duchamos (o lo hacemos poco), y ahora sugieres que somos carcas y homófobos.
Desde que te has "exiliado" de esta tierra has apostatao de todo lo charro.

Monica Bedana dijo...

Anónimo,
se te ha olvidado que también he escrito que no quitáis las barbas a las alcachofas, otra afirmación de peso que en su día hizo estallar una polémica muy fuerte.

cursos hosteleria dijo...

Buena receta, estoy de acuerdo con Monica, no importa el nº de comensales, es la satisfacción que da el cocinar y sobre todo a la hora de comerlos...

Monica Bedana dijo...

Cursos hostelería,
gracias, esa sensación no hay estrellas Michelin que la paguen.

VIRGINIA dijo...

Como se nota la mano experta. Los ñoquis te han quedado espectaculares. ¿Has utilizado la tablita de madera rallada para darles forma? o te han quedado tan perfectos solo con el tenedor????

La salsa ligerita y sabrosa para acompañar este tipo de pasta.

Por cierto probaré tu receta infalible. yo hasta ahora los preparaba siempre con una pasta de paremsado y ricotta y quedaban muy suaves, pero tengo que probar esta.

Bss

Virginia "sweet and sour"

VIRGINIA dijo...

Ahhhh¡¡¡ Ya lo he visto en el tweed. utilizaste "mi tablita". Yo tambien la tengo, me la envió una amiga desde Italia, y es infinitivamente mejor que el tenedor.

Bss

Virginia "sweet and sour"

Paula Enredadera dijo...

Más vale que sea verdad eso de que la receta es infalible... :P

Mi novio lleva siglos proponiéndome el tema de hacer unos ñoquis porque le encantan, y yo entre pereza y falta de atrevimiento no lo he hecho.

Así que me guardo la receta, y este verano le pido que la prepare (o que me ayude, como poco).

El emperador no es lo mío, y a la berenjena él es alérgico :P

Un besito!!!!

Monique LaMer dijo...

Oh, ñoquis! Me encantan pero no me atrevo con ellos, y cuando salgo fuera a comer o cenar y los veo en la carta, no me atrevo por si me llevo una decepción...
Tu amiga sabe, y tú también, que entre dos personas que se quieren incluso la línea curva es la más corta y 700 km. no son nada....delante de San Frediano? Ese sí es un buen lugar para ver la vida pasar....Un beso

Diego dijo...

hola,, sigo el blog, pero desde la sombra,,,,y hay algo que me he debido perder,,,,

¿La Bedana Italiana ésta ya no es salamanquesa?

espero no ser un elefante en una cacharrería,,,

Monica Bedana dijo...

Diego,
no rompes nada que ya no esté roto. La Bedana era y es italiana y dejará de ser salamanquesa en un futuro próximo (anda que salir de la sombra para hacer estas preguntas...
:-DDD)

Monica Bedana dijo...

Virginia, Paula, Monique...
es hora de perderle miedo al "gnocco" (que en italiano coloquial significa "tío bueno"). ;-)))
Un beso para todas, receta infalible os lo juro por Mariano (uno que está acostumbrado a jurar la verdad ;-P).